El fideicomiso es un acto jurídico mediante el cual una o más personas, llamadas fideicomitentes, traspasan a otra, denominada fiduciario, bienes para que éste último los custodie, administre o disponga de ellos conforme a las instrucciones dadas en el contrato de fideicomiso, por un tiempo determinado y para cumplir fines específicos. El fideicomiso también se constituye a favor de una persona o pluralidad de personas, llamadas beneficiarios o fideicomisarios.

Los fideicomisarios del fideicomiso son todos aquellos a quienes se les ha concedido, por contrato, derechos de beneficiarse durante o al concluir el fideicomiso. Pueden ser personas debidamente identificadas con nombre y apellido, sociedades o una clase de beneficiarios determinables. Por ejemplo, un fideicomiso de administración en el cual el beneficiario es la empresa del fideicomitente (determinados). Otro ejemplo es en los fideicomisos que garantizan una emisión de valores, los fideicomisarios son los tenedores registrados de los valores listados en la oferta pública (determinables).

Es bastante común también que el fideicomitente se constituya como como beneficiario o fideicomisario. Por ejemplo, cuando en un fideicomiso de administración, al cumplirse con los fines del fideicomiso, los bienes regresan a la propiedad del fideicomitente.

Seguir leyendo “¿Qué es un Fideicomiso?”